Visitar las Montañas Rocosas de Canadá

Visitar las Montañas Rocosas de Canadá

Si desea planificar un viaje a las Montañas Rocosas canadienses, es posible que no tenga ni idea de qué ver o por dónde empezar.

Este asombroso conjunto de parques naturales de Canadá, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1984, cuenta con tantas montañas, glaciares, lagos y cascadas que es muy complicado verlo todo en una sola visita.

A continuación, le mostramos todo lo que necesita saber y disponer para realizar su visita a las Montañas Rocosas de Canadá. Conozca también que documentos de viaje necesita para visitar este espacio natural único.

Dónde están y qué ver en las Montañas Rocosas

Las Montañas Rocosas, el sistema montañoso más grande de América del Norte, son ampliamente conocidas por sus vistas de los valles subalpinos y las rocas escarpadas.

El segmento canadiense de las Montañas Rocosas se extiende 1200 km desde las fronteras de British Columbia y Alberta hasta la cuenca del río Liard, flanqueado al oeste por una frontera distinta y al este por las colinas.

Los famosas Rockies canadienses que aparecen en películas, pinturas y postales, se encuentran en Main Ranges, cerca de las rutas de ferrocarril y la autopista a través de 2 pasos de montaña.

Estos y otros pasos marcan el límite sur entre la Columbia Británica y Alberta (División Continental), donde las cuencas del Pacífico vuelven al Atlántico y al Ártico.

Las carreteras y las rutas de ferrocarril se encuentran entre las más bellas del mundo. Gran parte de las Montañas Rocosas de Canadá están localizadas dentro de varios parques nacionales canadienses como:

  • Parque Nacional de Banff.
  • Parque Nacional de Jasper.
  • Parque Nacional de Yoho.
  • Parque Nacional de Kananaskis Country.
  • Parque Nacional de Kootenay.
  • Parque Nacional de los Lagos Waterton.

Cómo llegar a las Montañas Rocosas de Canadá

La mejor y la forma más sencilla de llegar a las Rocosas es en avión. Calgary es el aeropuerto internacional más cercano, seguido por Edmonton y luego está el Vancouver, en la costa oeste de Canadá.

Entre Calgary y Edmonton hasta el Parque Nacional de Jasper o Banff, por ejemplo, hay minibuses de compañías privadas que hacen el trayecto a un precio razonable y sin paradas.

También se puede optar por el transporte público, más económico, pero menos cómodo y con una inversión de tiempo mayor para cubrir el trayecto.

Si se llega a Vancouver, puede ir a los Parques Nacionales de Banff y Jasper también contratando un servicio de transporte turístico privado (se tarda unas nueve horas, aproximadamente).

Si lo que se desea es tener una experiencia única, puede coger el mítico y lujoso tren Rocky Mountaineer, que hace un recorrido complemento. Eso sí, las tarifas suelen ser muy altas y es aconsejable reservar con antelación.

Documentos necesarios para viajar a las Montañas Rocosas

Es importante que conozca los documentos que precisa para ingresar a las Montañas Rocosas de Canadá mucho antes de reservar su viaje.

Los viajeros mexicanos necesitarán un permiso de entrada válido. En este caso, bastará con disponer de la autorización electrónica de viaje eTA Canadá.

Para poder solicitar una eTA canadiense para mexicanos con la que visitar las Montañas Rocosas es necesario precisar de:

  • Un pasaporte mexicano con una vigencia de al menos 3 meses respecto a la fecha de salida de Canadá.
  • Una tarjeta de crédito o débito con la que hacer frente a la tarifa de la eTA canadiense.
  • Una cuenta de correo electrónico válida donde recibir la autorización de viaje aprobada.

Mejor época del año para ir a las Montañas Rocosas canadienses

Las Montañas Rocosas son un destino perfecto durante todo el año, ya que sus paisajes son tan espectaculares como distintos según la estación.

Tenga en cuenta que el invierno es una temporada larga en las Montañas Rocosas, especialmente en las zonas de mayor elevación como el lago Louise. Si escoge esta época vaya lo suficientemente equipado para el frío.

La primavera todavía es temporada de esquí y los meses de verano pasan rápidamente para dar paso a los colores del otoño. Luego todo depende de las condiciones meteorológicas para el regreso la nieve y del invierno.

Ver los lagos glaciares de colores está en la lista de deseos para muchos visitantes. Si este es su objetivo, asegúrese de programar su visita en consecuencia y espere a que se descongelen los lagos de las Montañas Rocosas (entre mayo y septiembre, normalmente).

Tiempo recomendable para visitar las Montañas Rocosas

Se recomienda un mínimo de una semana para hacerse una idea de lo que las montañas tienen para ofrecer, especialmente si se quiere disfrutar de lugares como el Parque Nacional de Banff y el Parque Nacional de Jasper.

Los visitantes a menudo subestiman la amplitud de estas áreas y los tiempos de conducción entre ambos parques. Una visita limitada solo a Banff puede precisar de 3 a 4 días. Si planea hacer mucho turismo y agregar actividades como senderismo, es probable que necesite más tiempo.

De diez días a dos semanas es ideal para disfrutar de las cosas a un ritmo pausado o visitar los parques nacionales cercanos como el de Kananaskis Country, el de Yoho o el de Kootenay.

Si su tiempo lo permite, hay lugares que vale la pena visitar, como Drumheller y Badlands o el pequeño pero encantador Parque Nacional de los Lagos Waterton.

Para realizar una ruta circular que incluya la costa oeste de la Columbia Británica se precisa de diez días a dos semanas. Son casi 850 km entre Vancouver y Banff y hay un mínimo de 9 horas de tiempo de conducción en cada sentido. Es recomendable interrumpir el viaje y parar a dormir en algún punto intermedio.

Anterior Siguiente

Al utilizar nuestra web, usted acepta nuestra Política de Cookies. Haga clic aquí, para saber más. Estoy de acuerdo